.
.

Eusebio Sacristán: “Que los padres lleven a sus hijos a jugar al fútbol les va a ayudar en su formación. Les están haciendo un favor”


Trasmitir los valores del deporte para hacer un mundo mejor. Es el objetivo de la Fundación que Eusebio creó hace más de doce años, y de la que habló en los micrófonos de El Partidazo de la Cope la noche en la que recogió el trofeo al  entrenador que mejor representa los valores de Johan Cruyff, otorgado por la fundación del técnico holandés y por Tiempo de Juego de la cadena de radio. “Es lo que tenemos que transmitir los que hemos sido profesionales y nos hemos enriquecido de todos esos valores que el deporte nos ha aportado”, aseguró Eusebio.

“Sí, tengo una fundación con algunos ex compañeros en Valladolid -Onésimo, Torres Gómez, Alberto López y Juan Carlos-, con la que tratamos de trasmitir los valores del deporte a la sociedad;  el fútbol es un vehículo excelente para ello y entendemos que nuestra experiencia como profesionales puede ser muy válida para eso”, reconoció Eusebio a Juanma Castaño.

El proceso debe empezar en la familia. “Queremos trasmitir que los padres lleven a sus hijos a jugar al fútbol va a ser algo que les va a ayudar en su formación, disciplina, solidaridad, espíritu de superación, y ya solo con eso le están haciendo un favor a su hijo, al permitirle que haga deporte…”, añadió.

En el transcurso del programa y en directo Eusebio recogió el trofeo -una escultura de forja diseñada por el artista César Castaño-, de manos de la hija de Johan Cruyff, Susila, y en presencia de la directora de la Fundación Cruyff en España, Pati Roura.  “Decidimos tanto la Fundación como la familia entregarle este premio a Eusebio…porque es a él al que hubiera querido mi padre que se lo entregáramos. Cuando hablaba de los valores del deporte siempre hablaba de Eusebio Sacristán”, explicó Susila Cruyff, con quien Juanma Castaño y Manolo Oliveros hablaron además de la actividad de la Fundación de su padre, centrada en facilitar el acceso al deporte a niños con problemas, discapacidades y de zonas desfavorecidas, por ejemplo mediante la construcción de los más de 200 Cruyffs Courts repartidos por el mundo. Una actividad que la familia y su fundación continúan para recordar siempre el legado de Cruyff después de su muerte  y, como apuntó su hija “para que el se sienta orgulloso”.

“Me llevaré este premio a Donosti para verlo siempre, es algo muy bonito que agradezco enormemente a la Fundación Cruyff. Estoy muy contento y agradecido”, concluyó Eusebio.

DAs-SbtXcAEd_4I

DAtdzUtXkAElkRB

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )